El calisson es un postre típico de Francia el cual consta de un pequeño pastel de consistencia semejante a la del mazapán, siendo el rombo la forma característica con la cual son elaborados.

Ingredientes (rinde para 1 persona)

Entre los elementos que requeriremos para la preparación de los calissons están:

Almendras enteras o molidas (250 g)
Azúcar glass (400 g)
Mermelada de naranja (100 g)
Mermelada de albaricoque (100 g)
Huevo (1)
Esencia de vainilla

¿Cómo hacer calissons?

Nuestra preparación de este postre típico de Francia se pone en marcha con las almendras enteras, las cuales, trituraremos por completo.

Después, coloca en un recipiente junto la almendra molida, el azúcar glass, la mermelada de albaricoque, la mermelada de naranja y ½ cucharada de esencia de vainilla.

Ponemos a calentar todo esto por 10 minutos a fuego bajo, removiendo hasta que se haya disuelto por completo el azúcar glass, momento en el que retiraremos la olla del fuego y dejaremos la mezcla obtenida en reposo por unos minutos.

A continuación, tomamos un poco de azúcar glass o de almendra molida y la esparcimos en una superficie lisa para luego colocar allí la masa.

Amasamos durante unos minutos y luego estiramos la pasta con un rodillo hasta que esta adquiera un grosor de 2 o 3 centímetros.

Tras haber obtenido la consistencia y grosor adecuados es momento de hacer los calissons para lo cual podemos usar un cortapastas o un cuchillo para darles la forma de rombo.

Deberás ir colocando los calissons creados en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal o papel de hornear.

Une la masa sobrante y estírala de nuevo para obtener una lámina que puedas usar para hacer más calissons, asegurándote de repetir el proceso hasta que ya no queden restos de masa.

Con los calissons creados el próximo paso será hacer el glaseado para lo cual procedemos a separar la yema de la clara del huevo para batirla hasta llevarla a punto de nieve.

Después, añadimos el azúcar glass mientras se remueve la clara del huevo. Tras obtener la mezcla resultante tomamos un pincel de cocina, lo sumergimos en la mezcla y lo usamos para pintar la parte superior de cada calisson para luego dejarlo secar y repetir el proceso.

Dejamos los calissons reposar por 10 minutos, mientras, ponemos a calentar el horno a 150ºC. Transcurrido el tiempo de reposo apagamos el horno y metemos los calissons allí por 10 minutos, los sacamos y dejamos que reposen por un tiempo de 5 minutos para luego pasarlos a una rejilla y dejar que se enfríen antes de servirlos y degustar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here