El canele hace referencia a una especie de bizcocho francés de tamaño pequeño procedente de la ciudad de Burdeos en Francia. Habitualmente los canelés poseen un aspecto cilíndrico con estrías y un sabor a ron y vainilla, siendo básicamente una masa horneada que adopta una consistencia crujiente en el exterior y jugosa en el interior.

Ingredientes (rinde para 22 porciones)

Entre los elementos que requeriremos para la preparación de los canelés están:

Leche entera fresca (1 litro)
Huevos enteros (2)
Yemas (4)
Harina (280 g)
Azúcar blanco (330 g)
Azúcar moreno (145 g)
Mantequilla sin sal (50 g)
Ron añejo (100 ml)
Vainilla natural (2 cucharadas)
Vainas de vainilla
Mantequilla fundida

¿Cómo hacer canelés?

Para preparar este postre típico de Francia lo primero que tendremos que hacer será la masa de los canelés. Para ello tendremos que poner a hervir en una olla la leche, los 50 g de mantequilla, el ron añejo y las vainas de vainilla a las cuales deberás hacer un corte a lo largo. Cuando hierva apagamos el fuego y dejamos reposar por 15 minutos.

En un recipiente aparte batimos las yemas, los huevos enteros y ambos tipos de azúcar. Para resaltar el sabor de vainilla extraemos las semillas presentes en la vaina usada en la leche para añadirlas a la mezcla de los huevos.

Después, calentamos nuevamente la olla con la leche y el resto de ingredientes, pero sin que llegue a hervir. Retiramos las vainas de vainilla, tomamos el líquido y lo vertemos poco a poco en la mezcla del huevo, alternando esta acción con la incorporación de la harina tamizada a medida que todo se bate a baja velocidad, procurando que no queden grumos.

Una vez obtenida la masa la colocamos en una jarra y tapamos para luego meterla en la nevera y dejarla reposar por 24 horas.

Pasadas las 24 horas sacamos la masa de la nevera y dejamos reposar a temperatura ambiente por 2 horas para luego removerla bien.

Antes de proceder a colocar la masa en los moldes deberás engrasarlos usando la mantequilla fundida o spray antiadherente de repostería.

Una vez hecho esto vertemos la masa en los moldes y luego precalentamos el horno a 250ºC para para meterlos allí y hornearlos a esa temperatura por 13 minutos y después bajarla a 180ºC y continuar el proceso por una hora.

Finalizado este tiempo nos disponemos a sacar los canelés del horno para desmoldarlos y proceder a disfrutar de estos deliciosos pastelitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here