Vamos con una receta de ensalada de pasta que seguramente disfrutas, alguna de las muchas recetas diferentes que se tienen la posibilidad de usar usando la pasta como base de la ensalada. Lee la receta y anímate a hacerla, vas a ver que buena te va a quedar.
Receta de Ensalada de Pasta

Aquí les exponemos una simple e atrayente receta de ensalada de pasta con la que elaborar un rico y saludable plato, que tendrás la posibilidad de ser útil tanto como almuerzo o como cena, más que nada para temporadas calurosas, donde resulta un plato muy apetecible.

Ingredientes de Ensalada de Pasta:

– 150 gramos de pasta corta

– 150 gramos de pechuga de pollo

– 100 gramos de queso

– Dos rodajas de piña

– Una lata de atún en aceite

– Sal

– Pimienta negra molida

– Aceite de oliva virgen

– Salsa rosa (Opcional)

Preparación de Ensalada de Pasta:

La ensalada de pasta se puede elaborar con varios elementos diversos, que puedes combinar a tu manera, manteniendo la pasta como base de la receta. Se tienen la posibilidad de elaborar con elementos de toda clase, pero en esta situación prepararemos una receta de ensalada de pasta que resulta fría y correcta para temporadas de calor, debido a que es cuando más gusta tomar esta clase de platos, asi sea para cenar o para almorzar. Además es una receta correcta para dietas bajas en calorías. Sigue leyendo y aprende como dejarla lista punto por punto.

Primero vamos a poner a cocer la pasta que usaremos para llevar a cabo la ensalada, que puedes usar la del tipo que más te agrade, dado que hay varios tipos de pasta, aunque lo verdaderamente aconsejable es usar un tipo de pasta corta o mediana, que son las especiales para llevar a cabo estas ensaladas, macarrones o semejantes. Una aceptable alternativa es usar una mezcla de pastas de numerosos tipos, inclusive combinar pastas blancas con otras de colores, para ofrecer un toque de color y gusto plus al plato. Usa la pasta que elijas o la que poseas en el hogar en ese instante.

Para cocer la pasta lo destacado es continuar las advertencias del desarrollador para que nos quede especial. Lo recurrente es usar una cazuela de buen tamaño con un litro de agua por cada 100 gramos de pasta que se vaya a cocer. Cuando el agua comience a hervir echamos sal y la pasta, que vamos a dejar cocer el tiempo que se nos señale en el pack de la misma, que acostumbra rondar el cuarto de hora precisamente, aunque lo ajustaremos según nos agrade la pasta bien llevada a cabo o mejor «al dente». Cuando la pasta esté en su punto, la echamos en un escurridor de pasta y le echamos agua fría por arriba para frenar la cocción de las mismas, de esta forma logramos además que se enfríen y no se peguen entre ellas.