Guisantes con champiñones

Guisantes con champiñones

En la época de verano es cuando mayormente conseguimos a los guisantes con champiñones. Los mismos son semillas que estar protegidas por una vaina que no debe comerse. Al momento de realizar recetas con guisantes lo ideal es quitarle la vaina y dejar solo las semillas que son las que se pueden comer.

Los guisantes con champiñones son un plato divino y rápido de realizar, se pueden utilizar frescos y también congelados de los que conseguimos en los diferentes supermercados. En cuanto a los champiñones, lo ideal es que sean frescos para que aporten más sabor al platillo final. Guisantes con champiñones

El guisante no es el único protagonista de esta receta, también tenemos el delicioso champiñón que es un excelente acompañante por su exquisito sabor y su gran textura. Sin duda alguna es una receta fácil de preparar y es la indicada para los que son principiantes en la cocina.

Ingredientes para preparar la recetar de guisantes con champiñones

  • 1 kilo de guisantes frescos o congelados
  • ¼ kilo de champiñones grandes
  • 4 dientes de ajo
  • 3 lonjas de jamón de pavo
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • 1 cebolla picada en trozos pequeños
  • Medio vaso de agua
  • Medio vaso de leche

Pasos a seguir para realizar la receta de guisantes con champiñones

  1. El primer paso que se debe realizar es colocar en una cazuela grande la mantequilla y esperar que se derrita
  2. Cuando la mantequilla esté totalmente derretida se agrega la cebolla picada en trozos y el ajo previamente machacado con ayuda de un mortero de cocina
  3. Se procede a añadir los guisantes y el agua caliente, se coloca la sal y la pimienta y se deja cocinar por al menos 20 a 25 minutos
  4. Cuando esté transcurriendo el tiempo se va agregando también la leche, poco a poco para que no se pegue al fondo de la cazuela
  5. Se cortan y se limpian los champiñones en láminas muy finas
  6. Una vez cortados los champiñones se fríen unos minutos con el aceite, y luego de esto se escurren para evitar que se queden impregnados con aceite abundante
  7. Es el momento de añadirlo a la otra mezcla y esperar al menos 10 minutos o cuando los guisantes ya estén tiernos
  8. Cuando ya esté finalizado el tiempo se procede a servir los guisantes con champiñones lo ideal es comerlo caliente para disfrutar de la textura y el sabor inigualable.